Ruta «Agua que sí es de Beber: Los Caminos del Agua» Diurna

Descripción:

La ruta contempla la historia del abastecimiento hidráulico de Santa Cruz de La Palma, y otros usos del agua de carácter religioso (los ritos propiciatorios practicados por la sociedad indígena o el culto a la imagen de Nuestra Señora de las Nieves, protectora contra las sequías) e industrial (molinos harineros y producción eléctrica).

Partiendo desde la plaza del santuario, la ruta comienza con el ascenso al Morro de las Nieves, donde se halla una estación de cazoletas y canaletas que debió funcionar como lugar de culto de los indígenas auaritas, una atalaya natural desde la que se divisan los cuatro puntos cardinales y donde en lo antiguo debieron celebrarse sacrificios de animales y ofrendas de leche y miel, muy semejantes a los que describe el cronista fray Juan de Abreu Galindo para los aborígenes de El Hierro.

Regresa de nuevo a la plaza de Las Nieves, cuya fuente central es uno de los ejemplares más antiguos de fuente de pila circular que se conservan en La Palma y que antiguamente se emplazaba en el punto conocido como Tanquito del Concejo (actual Acerca Ancha).

Continúa en el interior del santuario, donde se comentan los principales cultos católicos relacionados con el agua y esta imagen mariana, patrona de La Palma (obra del escultor Lorenzo Mercadante de Bretaña, traída por los evangelizadores): desde la propia advocación, que alude al agua en estado sólido, hasta el ritual del bautismo, que cuenta con lugar propio (el baptisterio, en el que se encuentra la pila bautismal), pasando por los milagros de nevadas ocurridos por intercesión de Nuestra Señora de las Nieves: volcán de San Martín (1646), volcán de San Antonio (1677), etc.

La ruta sigue por la carretera lp-101 hasta el Monumento a la Aguadora, obra del escultor Jorge Beda, que recrea la labor de recolección de agua en las fuentes públicas realizada por las mujeres. A continuación, se dirige por el barranco del Río hasta la Central Hidroeléctrica «El Electrón», inaugurada en diciembre de 1893, lo que convierte a Santa Cruz de La Palma en la primera ciudad canaria en contar con alumbrado eléctrico público en las calles.

Regresando por nuestros pasos, la siguiente parada es El Remanente, donde se encuentra la primera concentración de molinos hidráulicos de este sector, y sigue por la carretera lp-101 hasta el caserío de Las Tierritas (en el barrio de Velhoco), desde donde se toma el camino de los Molinos, que conduce hasta el camino de Bellido y, allí, a los molinos hidráulicos homónimos y a la caja grande de reparto de agua.

Este recorrido continúa el primer trazado de red hidráulica establecido en Santa Cruz de La Palma tras la conquista, que ha perdurado intacto hasta hoy (con ligeras variaciones), desde la madre del agua (en el barranco del Río) hasta las cajas de reparto que abastecían a las áreas norte (en la Huerta Nueva) y sur (en la Cajita Blanca) de la ciudad.

Sigue hasta la Quinta Verde, un modelo de hacienda de regadío que conserva los principales elementos arquitectónicos y de ingeniería relacionados con la administración del agua: la red de canales o atarjeas, las cajas de reparto y los estanques (todos en mampostería). Y finaliza en la plaza de España, en la que ha pervivido una de las fuentes más importantes de Canarias: por su valor artístico (obra renacentista del maestro cantero Cristóbal de La Serna) y por su antigüedad (datada en 1588).

Duración aproximada: 4 horas.

Punto de partida: Plaza de Las Nieves (Santa Cruz de La Palma).

Distancia: 4 kilómetros.

Punto de llegada: Plaza de España (Santa Cruz de La Palma).

Recomendaciones:

Se requiere calzado adecuado, protección solar, agua, algo de alimento energético y chaleco reflectante. En general, no presenta grandes dificultades, aunque hay ascensiones considerables por su pendiente (Morro de Las Nieves, subida del barranco del Río) y algunos puntos que carecen de sistemas de seguridad a los lados (en el barranco del Río, en la zona de El Electrón y en algunos tramos del camino de Bellido). Asimismo, se pasará por zona de afluencia de tráfico. A pesar de estos inconvenientes, resulta apta para todos los públicos (excepto para personas con movilidad reducida).